abdominoplastia

EN QUÉ CONSISTE LA ABDOMINOPLASTIA

La abdominoplastia es una cirugía estética que se ocupa de reducir el volumen del abdomen, extrayendo la  grasa y  la  piel excedentes y tensando la musculatura de la zona.

Se someten a ella personas que han tenido mucho peso y lo han perdido, así como mujeres que han sufrido la distensión de la pared abdominal debido a uno o varios embarazos.

En ambos casos, cuando la musculatura del abdomen se relaja por la pérdida del volumen, queda flácida y presenta a su alrededor piel arrugada que carece de capacidad de retracción.

Retirar esta piel es el primer objetivo del cirujano plástico, que realiza para comenzar una incisión horizontal sobre el pubis. Una vez que ha eliminado esa piel que sobraba, y si es necesario, procede a tensar los músculos mediante suturas. Finalmente, tira de la piel que se encuentra por encima del abdomen superior y vuelve a suturar en la parte inferior.

El abordaje finaliza con la llamada resección umbilical, que consiste en “sacar el ombligo” y coserlo de nuevo.

TIPOS DE ABDOMINOPLASTIA

Dependiendo de la magnitud de esta intervención, la abdominoplastia se clasifica en:

Abdominoplastia completa

Se realiza el proceso completo descrito. El cirujano plástico, estético y reparador trabaja tanto por debajo del ombligo como por encima.

Miniabdominoplastia 

La recuperación de la figura no requiere el abordaje de la zona del ombligo y se puede llevar a cabo mediante una intervención más sencilla y corta.

Dependiendo de cuál sea el caso, el paciente puede pasar de entre una a cuatro horas en el quirófano, aunque el tiempo medio estimado es de noventa minutos.

En la abdominoplastia se abordan estructuras profundas y se trabaja en un área amplia, por lo que la anestesia recomendada es la general y el tiempo de estancia hospitalaria de cuarenta y ocho horas. En el caso de la miniabdominoplastia, el ingreso en el hospital puede reducirse a un día .

El postoperatorio de la abdominoplastia

En cuanto a los cuidados postoperatorios, además de la medicación antiinflamatoria habitual, el paciente deberá llevar durante siete días un vendaje, que será sustituido por una faja abdominal, que se retirará a las tres semanas.

Si el área operada es muy extensa, es posible que necesite llevar tubos de drenaje en las dos semanas iniciales de recuperación.

Los primeros siete días son los más dolorosos y a veces se recomienda  un postoperatorio de unos diez días. Para la práctica deportiva conviene esperar un mes.

El resultado es muy satisfactorio para los pacientes, ya que esta intervención logra el deseado efecto vientre plano, así como una reducción de la cintura. Ahora bien, los doctores advierten de que hasta pasados seis meses no se apreciará el efecto final.

NUESTROS DOCTORES

Dr. Ivan Mañero

Cirujano Plástico, Estético Y Reparador

moises martin anaya

Dr. Moisés Martín Anaya

Cirujano Plástico, Estético Y Reparador

jesus centeno silva

Dr. Jesús Centeno Silva

Cirujano Plástico, Estético Y Reparador

doctora placer

Dra. Ainhoa Placer

Cirujano Plástico, Estético Y Reparador