UNISEX BEUTY, LA BELLEZA TIMELUNCH PARA ELLA Y EL

unisex beauty

UNISEX BEUTY, LA BELLEZA TIMELUNCH PARA ELLA Y EL

La pandemia ha trastocado nuestra vida, desde lo sustancial a lo accesorio, de lo urgente a lo electivo. El cuidado personal y sus rituales también se han visto afectados, como todos los aspectos de nuestra rutina diaria. El pasado año por estas fechas, cuando ni siquiera imaginábamos lo que estaba por venir, se hablaba de una tendencia que no llegó a consolidarse por razones obvias.

Nos referimos a la belleza timelunch para ambos sexos o tratamientos de belleza unisex, o, lo que es lo mismo, de cómo hombres y mujeres en activo, aprovechaban su tiempo de descanso a la hora de comer para hacerse este o aquel tratamiento o ese retoque.

Nada nuevo en cuanto a los cuidados básicos: las mujeres hemos ido (de toda la vida) a la peluquería a la hora de comer. Bien a peinarnos, depilarnos o al spa, que también tuvo su momento como espacio de relajación y belleza. Los gimnasios vienen a ser lo mismo. En un primer momento se llenaban a la hora de comer con mayor predominio de hombres, pero ahora estamos igualados. Si ellos musculan, ellas tonifican, si ellos corren, ellas también.

Las clínicas de estética son ahora las que nos igualan con tratamientos de belleza unisex, aunque las proporciones entre sexos todavía son favorables a la mujer, en el área del cuidado personal. Pero el objeto de visita no es sólo el pelo, a pesar de la tendencia imparable del injerto capilar entre los varones, tendencia que ya se ha extendido a la barba, esa barba larga, casi exagerada de los hípsters.

IGUALADOS POR EL BOTOX, LOS HILOS TENSORES  Y EL ÁCIDO HIALURÓNICO, los tratamientos de belleza unisex

Lo que hace acudir a mujeres y hombres de entre 30 y 55 años a los centros especializados para recibir tratamientos de belleza unisex, son los rellenos faciales, o, mejor dicho, sus productos estrella. El botox, el primero en Estados Unidos, donde algunas personas ya parecen no poder vivir sin esta sustancia que paraliza los músculos implicados en ciertas expresiones faciales. Como curiosidad, los telediarios de medio mundo captaron alguna que otra cola de coches con usuarios del botox que esperaban, como si de un test de antígenos se tratara, para recibir su “inyección antiedad”.

Sonreír, estar preocupados, hablar, llorar, todo deja su marca en el rostro,  como el paso del tiempo, claro, pero estas arrugas parecen borradas con la toxina botulínica.

Las arrugas de expresión hacen su aparición en torno a los 40 años, por poner una media, aunque, como siempre decimos, depende de cada persona, su estilo de vida y su genética.

belleza unisexLos más jóvenes tienen ahora un producto que se ha comercializado con el nombre de Baby Botox y que tiene un fin preventivo: el de evitar que esas arrugas aparezcan, no disimularlas.

En segundo lugar, tenemos el ácido hialurónico, una molécula cuya función principal es la de redensificar, es decir, hidratar y dar volumen. Cumplir este objetivo es pan comida para este polisacárido, adorado por su imponente capacidad para retener agua. Actúa como una esponja, dando brillo y luminosidad.

El ácido hilaurónico se complementa con vitaminas y otros productos del arsenal estético para el rejuvenecimiento facial. Los más conocidos son, por ejemplo, el jalupro o la hidroxiapatita cálcica.

La gran ventaja que aportan el botox y el hyaluronic acid es que ambos se inyectan en una única sesión que viene a durar unos veinticinco minutos. Al salir de la clínica, tu nuevo rostro, más joven y de mejor apariencia en general, te durará entre seis y nueve meses.

Mujeres y hombres usuarios de la medicina estética tienen estos tratamientos, según indicación de su doctor, como base para mantenerse más jóvenes. Lo que les diferencia o podría diferenciarles son las zonas de aplicación. Ellos tienen más problemas en la zona periorbital, alrededor de los ojos, y en la frente,  mientras que ellas, y hablamos de 45 ya cumplidos, los sufren por eliminar las arrugas de la zona superior de la boca.

Para ambos sexos a edades maduras, son útiles los hilos tensores, ya que sujetan, como su propio nombre indica. Son hilos de polidioxanona que se implantan en la trama del tejido conjuntivo con el fin de sujetar las estructuras faciales que van perdiendo firmeza con el paso del tiempo. Están indicados para pómulos y mandíbulas, áreas de marcaje tradicionalmente masculino.

¿QUÉ TRATAMIENTO FACIAL ES ÚTIL A PARTIR DE LOS 60?

tratamientos a partir 60A partir de los 60, y aunque a tenor de las circunstancias, ellos y ellas seguirán siendo trabajadores y trabajadoras y continuarán ocupando su tiempo de comida en diversas actividades remuneradas, lo que se impone es la visita al cirujano estético.  A estas edades, la medicina estética, explica el doctor  Jesús Centeno Silva , es menos efectiva por la menor capacidad de los tejidos tanto de retener las sustancias aplicadas como de reaccionar a la acción de las mismas. Pasada una edad, además, la caída del óvalo facial es muy marcada y hay que trabajar en las estructuras profundas del rostro para “colocar y estirar”. Este procedimiento, largo y en quirófano, el lifting cérvico-facial está asimismo pautado para ambos sexos.

Volviendo al tema de los retoques estéticos hay que hablar también de otra tendencia que más que una realidad es un deseo, cuando hablamos de ciertas caras que aparecen en nuestro televisor. La naturalidad,  el que no se note lo que te has hecho, es lo ideal en cualquier tratamiento, según el cirujano Moisés Martín Anaya.  Sin embargo, no dejan de llamarnos la atención esas caras “sobretratadas”.

CARAS SOBRETRATADAS;  HINCHADAS Y SIN EXPRESIÓN

Muchos profesionales de la medicina estética y de la cirugía estética quieren dejar claro que no es el resultado que se persigue. Muy al contrario, el  Facial Overfilled Syndrome, esas caras exageradas, con aspecto hinchado, suelen deberse a otro tipo de necesidades que poco o nada tienen que ver con la estética, en el caso del paciente, y a una dudosa aplicación de los productos, por exceso o por error en la elección de la zona a aplicar,  en el caso del médico. ¡Ojo! Un consejo importantísimo: la aplicación de estos productos se debe llevar a cabo por parte de un profesional acreditado, no una esteticien o un ATS. Muy importante.

Igual que lo bonito, concluimos, lo feo nos une. ¿Qué nos separa entonces a hombres y mujeres? Las hormonas. Las hormonas que contribuyen a la aparición de la celulitis y las estrías, cuestiones de las que ellos apenas tienen que preocuparse. Muy pronto hablaremos de ello.

About Author

admin

Related posts

Give a comment