tratamiento acne

¿QUÉ ES EL ACNÉ?

Bajo este término se reúnen una serie de lesiones de la piel que surgen cuando los folículos pilosos se taponan con grasa y células muertas. Aparece, sobre todo, en la cara, la espalda, el cuello y el escote y se presenta durante la adolescencia, aunque puede hacerlo  a lo largo de diferentes edades.

Las espinillas, granos y otras lesiones brotan por el mal funcionamiento del aparato pilosebáceo. Cuando se produce la densificación de la queratina intrafolicular  se forman tapones en los folículos pilosos a causa del aumento de sebo. Estos comedones, como se denominan, son de distinto grado y pueden incluso infectarse.

TIPOS DE ACNÉ SEGÚN EL ESTADO DEL PORO DE LA PIEL

Los comedones abiertos reciben el nombre popular de espinilla, aunque a esta categoría también pertenecen algunos quistes menores y pequeños granitos. Se corresponden con poros abiertos.

Los comedones cerrados se producen cuando los poros están tapados y pueden dar lugar a pústulas infectadas y también a profundos nódulos. 

TIPOS DE ACNÉ SEGÚN LA GRAVEDAD 

Acné Leve

Son las espinillas negras que taponan los poros de la piel y algunos quistes superficiales. Suele darse en la cara.

Acné Moderado

Las lesiones están inflamadas y enrojecidas, aunque no siempre tienen por qué estar infectadas.

Acné Severo

Es una mezcla de todo tipo de lesiones. Puede dejar cicatrices y aparecer en otras zonas no habituales, como los glúteos y el abdomen. El varón es más propenso a padecerlo.

CAUSAS DEL ACNÉ

Este problema tiene diversos orígenes. El primero, como suele suceder, es la posible herencia genética, aunque, en este caso pesan mucho los cambios hormonales, sobre todo en la adolescencia.

La franja de edad que abarca de los 15 a los 19 años es la de mayor preponderancia de la afección, tal como recogen los estudios relativos al tema, y esta circunstancia se debe al incremento de la producción de andrógenos, lo que, a su vez, eleva la de sebo.

Cierto tipo de medicación, así como algunos tratamientos tópicos para la piel están también identificados como causantes de espinillas, granos y otro tipo de quistes. El litio, por ejemplo, es uno de ellos, junto con os que contienen corticoesteroides o testosterona.

Las cremas grasas pueden, asimismo ser un factor desencadenante, así como la exposición al sol acompañada de sudor y a otras sustancias tóxicas.

No podemos olvidarnos tampoco de la dieta. Existen muchos falsos mitos sobre algunos alimentos que inducirían a la aparición de acné. Pero no es exactamente así. No lo producen y se continúa estudiando si lo pueden empeorar.

Lo mismo ocurre con otro factor que aparece siempre en relación a casi cualquier patología: el estrés. No es causante de acné, pero es cierto que, aseguran los expertos, es susceptible de agravarlo.

TRATAMIENTO DEL ACNÉ

Higiene contra el acné

La higiene resulta fundamental para conseguir objetivos. El acné no es grave como patología, pero puede suponer un factor psicológico de mucho desequilibrio emocional para quien lo padecen, sobre todo, adolescentes y jóvenes. Para combatirlo hay que comenzar con una buena rutina de higiene, en todo el rostro y en las zonas afectadas. Los productos empleados deben ser neutros y hay que evitar frotarse la zona, incluso secársela.

También es necesario eliminar el sudor en cuanto aparezca.

Tratamiento farmacológico

Dependiendo de la gravedad de las lesiones y de si presentan o no infección, habrá que acudir al dermatólogo, para que éste las supervise y, si es preciso, nos paute la medicación adecuada. Esta puede ser tópica y oral, dependiendo del estado de cada paciente. La primera se basa en antibióticos y queratolíticos, contra la producción, estos últimos, del exceso de células. También el ácido glicólico.

Los antibióticos también se administran por vía oral, junto con los retinoides orales (muy peligrosos en el embarazo).

Ninguno de estos tratamientos debe realizarse sin supervisión y pauta del profesional médico adecuado.

Tratamiento en clínicas

El peeling

Debe tener propiedades  antiinflamatorias. Los más empleados son el glicólico y el salicílico. 

Radiofrecuencia

Las ondas electromagnéticas actúan sobre el tamaño y la secreción sebácea de las lesiones. 

Terapias con Luz

La luz pulsada y los LED se pueden emplear en un acné moderado.

Es muy importante, una vez eliminado el problema, mantener las pautas de higiene y tratamientos poco grasos para la piel con el fin de evitar recaídas.

NUESTROS DOCTORES

dra borrego

Dra. Paloma Borregón.

Dermatólogo estético y Médico estético

dra maria teresa achiques

Dra. María Teresa Achiques Martínez

Médico estético

team13

Daniel Craig

Associate Crime

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Morbi hendrerit elit turpis, a porttitor tellus sollicitudin at.