HILOS TENSORES

hilos tensores tratamiento

HILOS TENSORES

Los hilos tensores son un tratamiento específico para frenar la flacidez que surge de los efectos producidos por el paso de los años. Su misión es la sostener los tejidos que se van descolgando en el rostro, con la consiguiente pérdida del óvalo facial. Forman parte del arsenal de la medicina estética y, por lo tanto, se colocan con un procedimiento mínimamente invasivo, en la propia clínica.

PROCEDIMIENTO Y DURACIÓN DEL TRATAMIENTO

Están compuestos por un material, la polidioxanona (PDO), que se emplea en las suturas quirúrgicas y que no produce reacciones alérgicas ni inmediatas ni posteriores. Se implantan en la trama del tejido conjuntivo sin dejar cicatrices ni marca y son reabsorbibles, por lo que pasado un tiempo medio, que suele ser de entre seis meses y un año, deben volver a ponerse.

Lo que realiza el profesional es una inserción de dichos hilos en determinadas zonas de la cara con el objetivo de que cumplan una doble función: la de prevenir el envejecimiento, mediante la inducción del colágeno, al favorecer la creación orgánica del llamado elixir de la belleza y la de estirar, tensar y sostener.

El número de hilos dependerá de cada caso, aunque la cifra suele oscilar entre los seis y los quince, que se introducen en una sesión de una duración media de treinta minutos con anestesia local. Esta circunstancia influirá no sólo el precio, sino también en la duración del efecto litfing facial sin cirugía.

TIPOS DE HILOS TENSORES

La clasificación de los hilos tensores más común es la que los divide en minihilos e hilos de tracción espiculados.

Minihilos

Los primeros, los minihilos, son más útiles en personas en las que aun no son muy perceptibles los efectos de la flacidez. Su misión es más preventiva que paliativa, en el sentido de que favorecen la antes citada producción de colágeno y, por lo tanto, la elasticidad y el aspecto juvenil de la piel.

Hilos espiculados

Los hilos de tracción espiculados también cumplen esta función, pero su trabajo principal es el de sujetar. Están indicados para individuos de más edad, en los que la caída del tejido es mayor.

CLASIFICACIÓN DE HILOS TENSORES SEGÚN SU MORFOLOGÍA

Otra clasificación según su morfología nos habla de hilos tensores monofilamento e hilos tensores multifilamento.

Hilos tensores monofilamento

Formados por una única hebra, se suelen emplear en el surco nasolabial.

Hilos tensores multifilamento

Con más de una hebra, actúan sobre mandíbula y papada.

POSTOPERATORIO DEL TRATAMIENTO

El postoperatorio en todos los casos dura una semana y es apenas molesto. Sólo la recomendación de aplicar frío en la zona en las primeras horas para evitar inflamación o bajarla si existe, y evitar maquillarse el primer día después del tratamiento.

NUESTROS DOCTORES

dra maria teresa achiques

Dra. María Teresa Achiques Martínez

Médico estético

dra borrego

Dra. Paloma Borregón

Dermátologo Estético y Médico Estético

Dr. Luis López Tallaj

Cirujano Plástico, Estético y Reparador