ASIMETRÍA MAMARIA Y MAMA TUBEROSA, LOS PROBLEMAS MÁS COMUNES EN EL DESARROLLO DEL PECHO FEMENINO

problemas desarrollo del pecho

ASIMETRÍA MAMARIA Y MAMA TUBEROSA, LOS PROBLEMAS MÁS COMUNES EN EL DESARROLLO DEL PECHO FEMENINO

La asimetría mamaria es un problema que, siendo exactos en las proporciones y las medidas, es generalizado. Ninguna mujer posee un pecho igual a otro. Lo que corrige la cirugía estética es la diferencia llamativa, es decir que un pecho sea más grande que otro, de distinta forma y que esa diferencia sea relevante. También se da el caso de mujeres con diferencias en relación a la posición, altura de los pechos o a la forma de los pezones.

En cualquiera de los casos, la corrección siempre ha de hacerse en el quirófano y dependiendo de cada mujer se trata, bien de aumentar un pecho, reducir el otro y/o de corregir esas diferencias de posición.

Aumento de pecho para corregir los problemas en  el desarrollo del pecho

El aumento de pecho se realiza con prótesis mamarias. La elección de forma, tamaño y textura de las mismas debe llevarse a cabo conjuntamente y siempre siguiendo las recomendaciones del cirujano plástico que vaya a realizar la operación.

La asimetría mamaria puede acarrear complejos e incluso aislamiento social a ciertas edades, por ser la mama una zona del cuerpo

con una carga estética y sexual muy marcada. La recomendación de los profesionales es operar en la mayoría de edad, que es cuando se completa una fase del desarrollo de la mama femenina.

Se habla también del empleo de grasa autóloga de la propia paciente para este defecto estético, pero no es una solución válida, debido a su temporalidad. El injerto graso no es, pues, una solución para cuando el pecho requiera grandes cambios morfológicos porque la técnica está sometida a cambios de peso y absorción de la grasa por el propio organismo.

La mama tuberosa, otro de los problemas más comunes en el desarrollo del pecho

La mama tuberosa también se soluciona en el quirófano. De hecho la asimetría mamaria es una de las características de este problema, que se identifica por la forma de tubo alargado del propio seno, por la de la areola, que aparece con unas proporciones anormales, y, por último, a una dureza en la parte inferior, puesto que, debido al peso, la glándula mamaria se hernia.

La tuberosidad presenta distintos grados de menor a mayor severidad:

  1. La areola destaca más en un pecho que en otro. Puede también encontrarse desviada abajo y hacia adentro.
  2. Ambas areolas miran hacia arriba.
  3. Los dos pechos tienen una base estrecha, forma de tubo y los senos se encuentran atrofiados en la mayoría de los casos.

La reparación quirúrgica consiste en la remodelación de la glándula mamaria y la colocación de implantes. Si es necesario, aunque no es muy habitual, se eleva el pecho mediante una mastopexia.

La tuberosidad severa no es frecuente y lo que más se interviene son los casos 1 y 2 arriba mencionados. Es importante, en cualquier caso acudir al médico en cuanto se note algún síntoma de desarrollo anormal en la mama. Siempre, recordamos, hay que acudir a las habituales revisiones que puedan descartar problemas más graves, de tipo oncológico, en el pecho, femenino, en este caso.

About Author

Dr. Moisés Martín Anaya

Dr. Moisés Martín Anaya

Licenciado en Medicina en la Universidad de Salamanca y doctor cum laude en la misma Universidad. Miembro de la Sociedad Española de Cirugía Plástica Reparadora y Estética (SECPRE). Miembro numerario de la Asociación Española de Cirugía Estética y Plástica (AECEP) Miembro numerario de la International Society of Plastic Surgery (IPRAS) en la Federación Iberoamericana de Cirugía Plástica. WEB https://www.moisesmartinanaya.com/

Related posts

Give a comment