GRASA Y FLACIDEZ, LOS PROBLEMAS ESTÉTICOS MÁS COMUNES DE LAS PIERNAS

grasa flacidez piernas

GRASA Y FLACIDEZ, LOS PROBLEMAS ESTÉTICOS MÁS COMUNES DE LAS PIERNAS

Piernas para qué os quiero. Pues para luciros, sobre todo en primavera y verano, con la llegada del short, la falda corta y los vestidos mini. Para potenciar vuestra belleza con o sin tacón, pero con los mejores cuidados estéticos, cirugía incluida, si es deseada, posible y necesaria.

El bisturí, sí, también se usa en las piernas, pero no, como podría pensarse, para cambiar una forma que no nos gusta, que para eso tenemos el deporte. Se emplea, más bien,  la cánula, cánulas, en plural, de la liposucción; porque la pierna si tiene un defecto estético que precise de una cirugía ese es el acúmulo graso.

Con el término cartucheras nos referimos coloquialmente (aunque ya sabéis que en esta página estamos en contra de los nombres peyorativos para referirnos a partes del cuerpo) a la parte externa de los muslos. La grasa, según la herencia genética y el fenotipo de cada mujer, tiende a depositarse en esta zona, que recibe ese nombre en relación a la manera en que los vaqueros se ponían el cinturón con las pistolas, lo que incrementaba su contorno de cadera.

También se engorda la pierna en las pantorrillas, pero este incremento graso suele deberse a la retención de líquidos o a un problema mayor, el lipedema, del que os hablaremos en otro post.

A esta enfermedad del tejido adiposo, así como a la retención de líquidos podemos achacar también otro problema estético que a veces llega a crear un complejo en quien lo padece: los tobillos gruesos. Tanto es así que cuando se trata simplemente de gordura hay quien, sobre todo si vive de su imagen, decide ponerse en manos de un cirujano plástico y estético para someterse a una minilipo. El procedimiento es el mismo —aspiración de la grasa mediante el sistema de cánulas—, pero en una zona de la anatomía más pequeña y con otras características en la piel y tejidos. Las rodillas se adelgazan, asimismo, mediante este sistema.

flacidez piernas

 

Importante: el tratamiento de la pierna debe realizarse desde una mirada global con el objetivo de conseguir un resultado armónico en su conjunto. En este sentido, es importante observar el segundo gran problema que presenta esta zona, con especial incidencia en la cara interna de los muslos. Es una de las “pesadillas” de la mujer madura: la flacidez de las piernas.

CAVITACIÓN Y RADIOFRECUENECIA PARA LA CELULITIS FLÁCIDA, UNA PESADILLA FEMENINA de grasa y flacidez de piernas

Aunque pudiera parecer que la piel con flacidez en las piernas tiene mejor solución que la grasa, no es así,  ni mucho menos.  Sucede lo mismo con la celulitis y el cóctel resultante de la mezcla de ambas, la celulitis flácida, puede ser un gran enemigo. La clave aquí es la prevención, basada en la realización de deporte, caminar o correr, lo que a cada persona le vaya mejor según su estado físico. El ejercicio aeróbico facilita la combustión de la grasa y ayuda a perder peso, pero, sobre todo tonifica. Este aspecto, que aporta dureza y elasticidad a la vez, es fundamental para combatir la flacidez en las piernas.

En cuanto a tratamientos, existen bastantes que trabajan sobre los nódulos de tejido graso que traccionan la piel hacia sus capas internas. La radiofrecuencia y la cavitación son dos técnicas con las que se lucha en las clínicas estéticas contra la también llamada piel de naranja y que, además, son complementarias.

 

grasa piernas

 

La cavitación busca la destrucción de esos nódulos, mientras que la radiofrecuencia reafirma la piel en un estadio posterior en el que ha quedado sin firmeza, como descolgada. Mientras que la primera se basa en la aplicación de ultrasonidos de baja frecuencia, en segunda basa su eficacia en las ondas electromagnéticas.

Ambos tratamientos se llevan a cabo mediante en aparatos y se realizan en las clínicas. El número de sesiones lo deberá prescribir el médico estético o el cirujano estético. Ojo, que los resultados son muy distintos según cada persona y que nos encontramos ante un tema en el que no se ha dado con la solución definitiva.

 

CUANDO NO ES GORDURA SINO RETENCIÓN DE LÍQUIDOS, LO MEJOR, EL DRENAJE LINFÁTICO

La retención de líquidos es la acumulación de agua en los tejidos del organismo y puede tener diversos orígenes. Los problemas circulatorios son los que más afectan a la mujer, por lo que la hinchazón se padece más en las épocas de calor.

El drenaje linfático es un tratamiento muy útil, que se recomienda en los postoperatorios de algunas cirugías estéticas y que sirve aquí para eliminar esos líquidos que producen la inflamación.

Consiste en un masaje que desplaza el edema, esto es, que evacúa la linfa (el líquido que recorre los vasos linfáticos) para su evacuación al torrente venoso.

También existen cremas y algunas recomendaciones útiles generales que os dejamos, con la condición de que si padecéis retención de líquidos acudáis a vuestro médico, para que os indique el tratamiento adecuado. Tomad nota:

  • Una dieta baja en sal y rica en verduras y frutas.
  • Incluir en ella alimentos con importante nivel de potasio, como el plátano, las alcachofas o el brécol.
  • Elevar las piernas varias veces al día.
  • No llevar ropa muy ajustada.
  • No bañarse con agua muy caliente.

Por último y relevante, aunque no le prestemos demasiada atención. Siempre sí al tacón, pero también a bajarse de él si tenemos este tipo de dolencias, porque influyen negativamente en nuestra circulación.

About Author

admin

Related posts

Give a comment